Tratamiento láser para cambiar el color de ojos

El avance de la ciencia permite lograr cosas que antes se crían imposibles. El cambio del color natural de los ojos, ahora es posible más allá del uso de lentes de contacto de color. Actualmente existe un tratamiento tan increíble como polémico, mediante el cual se puede lograr este tipo de modificación. Es un cambio permanente y ha sido logrado por médicos estadounidenses.

El Dr. Gregg Homer desarrolló este método mediante un tratamiento láser que cambia el pigmento natural del iris. Esta operación elimina el pigmento marrón mediante la aplicación de longitud de onda que agita el pigmento en la superficie del ojo. Este proceso produce un cambio duradero en la estructura de las células. Se libera una proteína como resultado de esta acción que “se come” las células destruidas.

Esto es lo que hace que aparezca el color azul como resultado del proceso de digestión, después de dos semanas. El proceso total puede durar hasta un mes y una semana inclusive.

El tratamiento de cambio de color de ojos

Sin embargo, no todo es color de rosa cuando se trata de alterar la estructura de algo tan delicado como la vista. Este procedimiento implica meterse con el pigmento del iris, una parte del ojo que juega un papel muy importante en la capacidad de ver.

El iris, al igual que el obturador de la cámara, se abre para regular la luz tenue permitiendo que aumente o que se limite. Es una barrera vital de protección de la intensidad de la luz. Si la capacidad de este mecanismo se diluye de alguna forma, las estructuras del ojo pueden recibir más luz que la que realmente necesita. Esto puede generar con el tiempo la acentuación de problemas oculares como las cataratas y la degeneración macular. Se trata de enfermedades de los ojos, que se relacionan con la incidencia de los rayos UV.

La versión de su creador

Según el Dr. Homer, esto no es posible dado que el cambio de coloración solo afecta a la capa más externa del iris. Al parecer, la parte principal del iris se deja intacta.

También, al igual que cualquier procedimiento, unan prueba pre quirúrgica minuciosa es esencial. Luego de este procedimiento se realizan una serie de exámenes cada 3 meses, pero hasta el momento no se ha encontrado evidencia de lesión alguna en ninguna de las intervenciones realizadas.

El equipo, la preparación y la utilización de este modo innovador serán cada vez más accesibles para todo tipo de personas en poco tiempo.

No obstante, es polémico confirmar que las primeras pruebas que se realizaron fueron en cadáveres en México. Luego eligieron a diferentes individuos con diversas necesidades que fueron seleccionados para probar este tratamiento que cambia el color de ojos para siempre.

Actualmente los procedimientos en humanos todavía están en proceso, aunque esperan perfeccionarlo para sumarlo pronto a una amplia gama de posibilidades estéticas.

El comercio vende insatisfacción a grandes escalas, y este es uno de sus más mentados ejemplos. Por el momento el uso de lentes de contacto es uno de las formas más seguras de lograr este cambio. Eso, o aceptar el color de tus ojos original.